viernes, 14 de junio de 2013

Sabor de café (destierro de labios)








En esta tarde de madrigal  sin versos
me  vuelvo  extranjero de taciturnos cielos,
un exiliado de mi propio pensamiento
cuando  recorro senderos  bautizados
con silencios de  luna por tu boca
donde  se pronuncia el  verbo
en  párrafos rimados por  tu cuerpo.

Entreverada  con la espuma  de la aurora
y  otoños   en el borde de una  taza,
toda mi evocación es transformada
por  el café que se diluye entre mis labios,
en sublime sensación cuando te pienso.

La nostalgia en  gotas de agua
barre las  ocres calzadas del  lamento
con  palabras emanadas del silencio
de  una noche donde  me hiciste prisionero.

Criaturas invisibles de la tarde son testigos
de los recuerdos que me salvan del  exilio.

Soy extranjero en un país sin territorios
cuando la lluvia escampa, 


lo recorro entre sorbos de poesía
cuando el café me atrapa

y  a mi destierro lo trituro
en el imaginario de tus besos.

2 comentarios:

  1. Hermoso, sublime...y la música, un sueño de amor.

    ResponderEliminar
  2. Me da gusto que te hayan gustado ambas... un abrazo Beatriz y gracias!

    ResponderEliminar

GRACIAS POR TU COMENTARIO