martes, 30 de octubre de 2012

Tejedora de palabras



... la otredad que nos determina,
lo que puede atestiguar que estamos vivos,
o que somos parte de este universo
que tejemos con la palabra y los símbolos
desde la profunda necesidad de la poesía,
como herramienta mística, trascendente,
como vehículo hacia el universo paralelo
de las respuestas en que solamente
y en pocas ocasiones,
es un espejo quien los divide. ...    

Carta a una tejedora de palabras...MHG

( a mis amigas poetas)





Tejedora de palabras





Naufragado en el océano de tus versos
atrapado en tu tejido de palabras
me sorprende la vida
en este compás de respuestas
perdidas en la otra orilla del mundo



Y es que cuando te leo…

se suspende el mundo,

la algarabía de las palabras
se tropiezan por  la mañana
en complicidad con la ventana,
el vacío se transforma en verbo
y los pájaros en beso detenido.


En este lado del mundo,
un camino de silencios
que reflejan el poema;
en una esquina, el inicio,
en la calle  del verso,
el pronombre, tu verbo,
el quehacer de  las letras.

En la entraña del cuerpo
que habito, insolente,
despoblado de labios y carne,
de bocas y huesos,
despoblado de plantas y arbustos,
y labios y lenguas y besos...
se acuna el pronombre
que escribe tu mano
y me aleja
de un  valle de arroyos exiguos
y vaivén de silencios vencidos


y me atrapa en la nada
que busca su oficio
en otro hemisferio.

Cuando  te leo
y entonces  termino,
mis entrañas son ramas
con signos de  punto y aparte,
de nombres y años
mis entrañas son huesos
y bocas
y labios
y carne
y son besos imagen
y son besos recuerdos,
Sustantivos de tiempo
y poliedros de versos,
que esperan llevarme
después de la  muerte
a otro infierno de espejos.









sábado, 6 de octubre de 2012

Recuento


                                                                www.entresemana.com.mx


A tantos años de consciencia en este intento
Que el cosmos me define en una plaza
Tres culturas
Tres astros
Tres verdades
encima del sagrado templo de los tiempos,
solo hay una rabia contenida en estos sueños.




En esta insondable soledad
que me dejó la Historia
repaso los teoremas aprendidos
en el salón de la esperanza.

Hago un recuento de todos los muertos,
los cambios favorables del destino,
las vidas rescatadas del olvido
y los pasos anónimos del silencio.

En una calle de contrastes coloridos
en medio de las piernas de muchachas
y un algarabía de pelotas y de niños
el poder estaba enfrente de mi casa

reflejado en dos soldados de corbata
3 automóviles y dos choferes
una bandera de mi patria y un hermano de aquél,
que  pudo cambiar la historia y no lo quiso.

En una casa rodeada de problemas
y una adolescencia confundida y pisoteada
ser estudiante de algo no era ganancia
ni ser poeta o arquitecto de la nada.

Antes del grito que se ahogó en la plaza
con todos los misterios y los mitos
en el mismo lugar en que los sabios
leyeron su discurso del vacío,
se preparaba el cambio en mil avisos:

Ideas nuevas como respuestas a una guerra
que devoraba los sueños de sus hijos,
se impusieron poco a poco en la protesta.

Un movimiento que deseaba mas salarios
para aquellos que de las vías del tren
como las vías mismas hacían su vida;
Jaramillo  en la tierra de Zapata
luchando por mejores condiciones en el campo,
fue masacrado  con toda su familia
y Vallejo y Campa encarcelados.

Eran los tiempos en que las Otomíes
ponían tendidos en la banqueta
de las cosas que ellas cosechaban,
nopales y tlacoyos y otras plantas más,
cuando México si bien no se encontraba en la bonanza
tampoco se podía decir que era un país pobre.


Los años en que “La julia”  esa policía de Uruchurtu,
levantaba  los tendidos y también a  “homosexuales y putas”
y como indio ante el mestizo y estos dos al blanco,
no se podía dirigir la “vista” al padre
ni este levantar la voz hacia el Tlatoani.

Sin embargo no era tan represivo “decían”
cuando en otros países del continente
los militares eran gobernantes
con centenas de personas entre rejas
por defender lo abstracto
que las botas hacían de ello mierda concreta,

Para vivir en paz solo era respetar sus reglas,
no alborotar ni hacer revueltas,
pertenecer a una central de obreros
que estaba controlada en el gobierno.

Hablar con un lenguaje propio y correcto
sin decir malas palabras por la tele,
no desnudarse en público y si así fuera,
no  permitir que el vello del sexo se mostrara.

El pelo largo era sinónimo de vago
y a unos “vagos” psicólogos del mundo
por ser greñudos, en Morelia se los cortaron;
ni fumar marihuana ni andar en camiseta,
eso era para soldados rasos y maleantes.

A pesar de que el sistema con esas normas funcionaba
en la sierra de ambas madres: en Huejutla, Guerrero,
Oaxaca y Chiapas, solo tortilla con chile conocían,
se sofocaba con cárcel, armas, cualquier intento de reclamo

y aunque inició en Madera y algunos maestros
fundaron  el MLN (bajo la sombra de Cárdenas)
la guerrilla era solo un punto en este universo.

Había grupos de choque por si las dudas
asemejando al hombre águila y al tigre,
los bautizaron halcones, granaderos
y era la fuerza represiva del sistema.

Eso, la caja idiota y la pobreza,
la parte asumida del futuro
y afortunadamente el tamal y el taco,
la china poblana y el jarabe,
las aguas frescas y el mariachi,
para ellos era símbolo de nuestra esencia.

Que no te dijeran comunista porque apestabas
y la iglesia calladamente lo advertía:
“solo un hogar cristiano y obediente
es lo necesario para hacer patria”.

Afortunadamente otra iglesia se gestaba,
la de los pobres que con Jesús se asociarían
ya que el modelo central del Vaticano
era otra forma de reprimir a  la cultura,
los usos y costumbres de las etnias,
el deseo de ser libres y pelear por sus derechos.

Bajo estas condiciones
y en el seno del amor al arte y a la ciencia
en pleno corazón de México, los miedosos,
los cuidadores de las buenas costumbres,
con violencia querían amordazar el movimiento.

“Son unos locos comunistas”, decía mi padre
“que los encierren por revoltosos”, decían todos
pero el rito del sacrificio en Tlatelolco se repetía,
en uno fue con letra matando a otro saber
y en este con sangre hundieron una parte del futuro.

¿Cambiamos?

Algunos saliendo de la cárcel
fueron más guerreros,
otros en  la sierra se perdieron
se incrementó la represión 
y más muerte;

Sí,  hubo cambios:

Se liberó la palabra un tanto cuanto
se pudieron organizar fuera del centro
y emergieron sindicatos no tan blancos,
hubo diputados de otros partidos
se peleó en las asambleas y en la calle
se pudo destapar el caño;

pero la corrupción es ancestral y milenaria
el ladino sigue traicionando al indio,
 en este país mestizo
todos quieren ser blancos;
se acercó el gobierno mas al Norte
y al Sur durante dos décadas ignoraron,
aunque el país acogió con sus brazos
perseguidos del horror de los tiranos
y estos ayudaron a instrumentar el descontento,
no fue tan fuerte como los comerciales,
el mundo idiota de Hollywood y Harvard.

El sistema tenía una maquinaria exacta
y al ignorante lo llenaron de profesiones
sin conciencia,
hicieron mas ignorante a los creyentes
entonces,
la televisión,
la iglesia,
los grandes prestanombres de la historia,
lo que ahora en política se conoce
como poder de facto,
continuaron alimentando la ignorancia,
mutilaron libros, crearon escuelas para
sirvientes del país del norte y de las
grandes trasnacionales del mundo
y también
a los mismos asesinos ahora de cuello blanco
vestidos con Armani y Scapinno.

Es por eso que a pesar del cambio
y que un partido nuevo tenga el cetro
sin importar que el color de sus ideas no me guste,
esto ha sido el mismo atole con el dedo del sistema:
antes cuentas de vidrios y espejos sin ser mágicos,
ahora programas para contunuar haciendo idiotas.

Ese poder sigue teniendo el mando
pocos periodistas libres y muchos muertos,
dejaron crecer la impunidad y el crimen
antes guardianes de sus bienes,
guardaespaldas de sus hijos
fieles cuidadores del orden y las ideas
ahora,
violadores,
asesinos,
criminales con saña y por placer,
secuestradores
traficantes de drogas y de cuerpos,

profesores del futuro y premios del presente,
al saber que un salario mínimo es su destino
prefieren sembrar amapola y marihuana
o pertenecer a una u otra familia
y ganar para empezar tres mil pesos por semana.

La cloaca se destapó y salieron alacranes,
la serpiente tuvo mas vidas que los gatos
los que pueden hablar un poco, emigran
y ahora existen Comalas en todos los estados
compran el voto de formas diferentes
con comunicadores serios y arrogantes,
compran a intelectuales antes luchadores
y no digo nombres porque es intuición,
rumor tan solo.

Dicen que México es mejor
pero hay cuarenta  millones de pobres
y escuelas para sacar obreros solamente.

Hay monumentos del saber que crecen,
otros mas en cada ciudad importante del estado
pero de igual forma una falta de civismo y de conciencia;
profesores con oficio y ética son los que hacen falta
en la primaria, en preescolar, en secundaria.

Elevar el salario a todos
sacar de las reservas mas dinero
para crear empleos y mas ciencia
fortalecer el campo con proyectos
y no vender lo poco que nos queda

Es por eso que 2 de octubre no se olvida;


todos estos pasajes de la Historia y otros,
hicieron que los sin rostro despertaran.

sin embargo no ha sido suficiente.

Es el momento de atravesar el infinito
entre las leyes que la magia nos enseña
y  pláticas con los sacerdotes del silencio.