viernes, 26 de abril de 2013

País distante

























En este país que he ido construyendo
con largas caminatas en la playa
y un cuarto de regreso por el sol.
fui dejando mi otra vida
en medio de un jardín de piedras,
escolleras majestuosas 
centinelas del silencio.

Comencé a dialogar con las gaviotas
habitantes de otros cielos
que de igual forma abandonaron
y ahora en estas tierras
somos los nuevos inquilinos.

Entre el suave vaivén del microcosmos
repleto de sonidos bellamente repetidos
con una fuerza de paz en su periplo,
he dedicado la parte creativa de mi tiempo
a enredar con historias y oraciones
el incesante crecimiento de ciudades.

Envuelto en la plegaria de las aves,
rodeado de otros resplandores
reflejados por el canto de las olas,
los viejos inquilinos me cobijan
y mis recuerdos se pierden en la arena.

Los pensamientos dibujaron el plano,
el proyecto isométrico del alma
el lenguaje y la mística
de este país que se fue construyendo
con espejos,
ladrillos que fueron unidos por los pájaros
con agua de mar y cemento de la nada.

Ciudades con grandes avenidas
elaboradas con  lágrimas del cielo
y un río de metáforas que hablaban
de nostalgias,
han sido devoradas por el mar
alimento de los peces.

Las otras ciudades en que el destino me ha llevado
y he tejido mis sueños con mujeres,
convivido con otros personajes,
seres mágicos,
disidentes de caminos rectos,
pasajeros de la noche y navegantes de las sombras;
se han borrado en los pasos caminados
o en su mejor momento,
diluidas en las nuevas construcciones.

Hombres de mar,
mujeres de agua dulce,
tiempos sin tiempo
que la mañana encaja
en todo este tiempo elaborado,
mientras uno a uno las construcciones avanzan
y en cada piso levantado un pensamiento,
cada ventana una palabra.
Las paredes son muros trasparentes,
cortinas de colores después de la tormenta.

Este país distante es una nación de pájaros
donde los peces son frontera y bosque
en que otras criaturas sobreviven
y escriben relatos diferentes,
vuelven crónica la historia
le dan vida terrenal a los fantasmas
reencarnan las ideas en otras frases
en que luciérnagas y estrellas
se vuelven mariposas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

GRACIAS POR TU COMENTARIO