jueves, 25 de septiembre de 2014

Incesante (sobre un cuadro de Leticia Herrera)


Poema amarillo Leticia Herrera




Cae un pedazo de cielo sobre la arena,
como una gota de agua se diluye por su piel.

Descansan los gatos bajo el caluroso tapete de la noche

Por los caminos del silencio,
se escucha el sonido de un rayo lunar
y la incesante sonaja de la nada
que el brujo agita sin parar.

Entre las horas, infinitos relojes
que recurrentes mojan el tiempo.

Se respira el olor de un camposanto perdido
entre los sueños de los pájaros.

Una insólita petición del personaje de otra historia
me sorprende, cuando contemplo la metáfora
en su profundo silencio...

El espejo gritó una vez más
Mientras el universo se deslizó en su reflejo.

2 comentarios:

  1. Modesto, como no ecopile estos lugares de amigos, donde a veces me meto y luego no sé si estoy o no, no aparezco... Y sin embargo aquí tienes personalizado un espacio de poesía, digno de venir, quedarse un poco y empaparse de buenos poemas como éste Incesante, tan tuyo, que acabo de leer.
    Te dejo un abrazo grande y hermano.
    Teo Revilla Bravo.

    ResponderEliminar
  2. Ya lo subiremos en Órbita querido amigo, un abrazo fraternal para ti y los tuyos

    ResponderEliminar

GRACIAS POR TU COMENTARIO